NOTICIAS

El curioso caso de las hamburguesas y la paradoja del antisistema.

NetPolitik | No será por que no lo avisamos reiteradamente. “No es buena idea difundir el mensaje o el contenido gráfico de tus rivales”. Lo que en política es difícil de entender para algunos (solemos ver a políticos y militantes difundir de una manera abierta contenidos y mensajes del rival) parece que en la vida real es más complicado aun.

Suponíamos que no era difícil llegar al punto en el cual las empresas se diesen cuenta del efecto multiplicador que tienen miles de activistas, su indignación y su cabreo pero aun no teníamos un ejemplo práctico de esto. Y decimos aun porque ya tenemos un caso.

Hace unas semanas se hizo muy viral una imagen de una conocida cadena de comida rápida en la que se simulaba una oferta de trabajo con requisitos poco adecuados para el puesto y las funciones a desarrollar en el mismo.

Como era de esperar, la reacción de miles de activistas de izquierda en las redes fue rápida y contundente.

Haciendo una búsqueda de las menciones al HT de la empresa en cuestión nos encontramos con un incremento significativo de las menciones. A esto tendríamos que sumar las menciones a la empresa que vayan sin HT, y esto solo es Twitter. No tenemos ninguna duda de que el alcance ha sido mucho mayor en Facebook e Instagram.

Pero puede que alguien diga que al ser una empresa multinacional, estas menciones son de todo el mundo y que esto no es representativo de nada. Pues bien:

Como se puede observar en la imagen el 56.95% de las menciones a este HT durante esos días provenían del Estado Español. Si, ¡más de la mitad de las menciones!

Otro de los argumentos esgrimidos por algunos analistas y comunicólogos es que la campaña genera un valor negativo al encontrarnos con tantas críticas a la marca. Pues bien. Estas críticas han podido ser importantes en un inicio pero pasado un tiempo (en redes sociales, un tiempo es igual a  una hora) los resultados del sentido de los tuits generados es muy diferente al esperado.

Los sentimientos neutros sobre la marca son mayoritarios a los negativos.

Como ya hemos dicho, no tardaríamos mucho en ver a una empresa privada darse cuenta y utilizar un efecto que en política llevamos años viendo. Que la acción deslegitimadora de las corrientes antisistema (utilizamos aquí la acepción poco popularizada del concepto de antisitema que formula Sartori en su libro “Partidos y Sistemas de Partidos”) genera un efecto boomerang que termina por legitimar el sistema. Este efecto (aun a nivel de hipótesis a demostrar) se ve potenciado por las nuevas tecnologías de la información y la comunicación y nos permite formular una subhipótesis: “A mayor grado de enfado de los activistas antisistema, mayor grado de legitimación otorgan estos al sistema”.

Para entendernos, una empresa puede utilizar el potencial difusor de los mensajes negativos en contra de una campaña para difundir su marca e incluso sus valores entre un conjunto de la población que ni tiene, ni va a tener un posicionamiento ideológico o moral tan definido como los activistas críticos. Buscar una reacción emocional de los contrarios es una técnica que han utilizado las derechas y algunas izquierdas en todo el mundo y salvando las distancias, es la base de la técnica utilizada por esta empresa de comida rápida para aumentar su presencia en las mentes de la población en general.

Reaccionar de forma visceral, con un bajo grado de estructuración orgánica interna y faltos de estrategia y jerarquía puede suponer que lo que en principio se observa como ataques que menoscaban la imagen de marca y/o reputación de una empresa, un candidato o el propio sistema, sea en realidad un proceso de religitimación de las victimas del ataque.Para una empresa esto puede suponer un incremento de ventas, para un candidato mejorar su grado de conocimiento y por tanto su liderazgo, para el sistema que una mayor cantidad de población “despolitizada” (La más común y en último termino la más poderosa) muestre actitudes de adhesión a dicho sistema.

Pensar, estructurar y someterse a una estrategia de comunicación bien definida es el mejor antídoto para que este efecto no sea achacable a nuestra acción comunicativa y poder así evitar que las victimas de nuestros ataques se vean beneficiadas por estos mismos ataques. Por ejemplo, En todo este articulo no se verá en ningún momento el nombre de la marca de comida rápida y hemos borrado todo logo e identidad gráfica que hace referencia a esta marca. No es dejar de criticar lo que nos parece mal. Es criticar con criterio. Un saludo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: