NOTICIAS

Sexo, grupos-Whatsapp y la espiral del silencio

Por: Néstor Melgosa.

Muchas personas, sino todas, tienen móviles. Yo también. Esos dispositivos de control y descontrol que nos aportan información o desinformación según sea el momento o contexto. Esas agendas móviles que a lo largo del día nos atrapan para conectarnos o desconectarnos de personas, de noticias, de eventos y de adicciones, se han convertido en parte de nuestra marca personal, y es innegable que el móvil, sea del modelo que sea ya forma parte de nuestro “mobiliario” ambulante y corporal sin el cual ,en mayor o menor medida, nos veríamos desorientados, perdidos y cuando hay una dependencia extrema y no se tiene el artilugio a mano, se padece un síndrome de abstinencia en toda regla.

Con la irrupción de la conexión 5G, del internet a saco en nuestros artilugios bolsilleros arrastramos la necesidad ,también, de ir renovando cada dos por tres todas las Apps que tenemos instaladas en nuestro móvil. Una de estas aplicaciones que arrastran a personas a (sobre)conectarse es el Whatsapp , con esa forma de vincular los números de teléfono y contactos entre esta aplicación y Facebook (desde el 26 de Septiembre del 2016) y en más de uno de nosotros teniendo disponibilidad total para atender esa aplicación como si de una mascota tecnológica fuera, estando a la última en cuestión de comentarios, chismorreos, cotilleos sobre todo cuando nos metemos, o nos meten, en grupo de Whatsapp prometiendo buen rollo, una mínima seriedad y comunicación nos podemos encontrar con un grupo con unas dinámicas de control, presión y hasta de acoso en el peor de los casos.

Grupos ideados para uso y control de sus miembros, adoptando dinámicas de control y de reafirmación. Tomando como ejemplo (extremo) el grupo-Whatsapp de la “manada” donde 21 sujetos se dedicaban a intercambiar bromas y comentarios de tipo sexista, machista y violento y de entre ellos sobresalen los cinco violadores de una chica en fiestas de San Fermines del año pasado. Varios de estos cinco sujetos ya arrastran un historial delictivo desde hacía tiempo. Varios de ellos mantenían roles de autoridad dentro de este grupo y exhibían todo tipo de comentarios machistas con total impunidad delante del resto de los integrantes de este grupo de colegas de “fechorías”. En un grupo asi (y me estoy yendo al ejemplo más extremo) no hay nadie que diga nada, que no se salga del grupo escandalizándose, por ejemplo ?

ámicas de grupo, diferenciación de roles, de comportamientos, relaciones de poder, existen en todo grupo que se precie, líderes, los individuos alfa, los hay de diferentes tipos por supuesto, suelen ser personas dominantes, expansivas, controladoras, acaparadoras en mayor o menor medida, en si no es negativo, hay personas que tienen habilidades personales para conducir, atraer, convencer, digamos que tienen cierto magnetismo personal sólo que en su peor vertiente son paranoicas, su ansia de control se vuelve asfixiante, obsesiva y sienten necesidad de manejar y manipular a las personas de su entorno (tener poder) para conseguir la sensación de sentirse a salvo y por encima de todo y de todos. Establecen las relaciones en base al binomio dominación/sumisión. Para ellos no existen las relaciones de igualdad. Ser alfa no significa ser “malo” perse sino poseer ciertas habilidades y usarlas para beneficio propio y/o del grupo. Y como no, para hacerse y sentirse fuertes necesitan personas más débiles y manipulables bajo su cargo, y aquí entra en juego el segundo y tercer tipo de personas, los individuos beta y omega respectivamente.

El individuo beta es el subordinado del alfa, el segundo de a bordo, el incondicional del alfa pero con algo de cerebro y con cierta capacidad de mando e iniciativa y en ocasiones puede suplir las funciones del alfa, si no esta presente, sobre todo. Aunque los segundos pueden llegar a ser los que se encuentren en lo más alto de la pirámide si se presenta la ocasión propicia y el alfa sufre desgaste.

El individuo omega es el último sujeto de esta pirámide de poder. Su opinión no cuenta, manejable e influenciable, es un perfecto soldado, no cuestiona, no duda, solo obedece y se deja llevar, ya asumirá otro la responsabilidad, sobre todo en grupo. El es parte de la corriente y en esa corriente está a gusto, hará lo que le digan que haga, sea lo que sea, reír una gracia, atacar a quien sea, ayudar a una violación, lo que sea. Necesita alguien como referente y con poder de mando para decirle cómo debe actuar, sobre todo por no sentirse solo. Solo está desamparado. En grupo se siente parte de algo, aunque sea en el último escalafón de esta pirámide del grupo-Whatsapp.

En este grupo (es un caso extremo) de control dentro de un entorno cerrado con un numero determinado, no muy alto, de participantes donde todo la relación de poder está clara, donde los comentarios de unos retroalimentan las fantasías de todos, donde las rutas del poder de las relaciones están claras y no se discuten. No se cuestionan. Donde existe un concepto que se llama La espiral del silencio (es una teoría de ciencias políticas y comunicación propuesta por la politóloga alemana Elisabeth Noelle-neumann) donde se puede cumplir la siguiente premisa : “acato lo que diga el/los líder/es o no soy bien aceptado en este grupo, no soy de los suyos” . Hay fotos porno, o silencios o risas de aprobación, se cuenta una aventura sexual, ya sea una fantasía o no y se recibe con el visto bueno de los integrantes, en forma de comentarios o de silencio. La historia es no quedarse fuera del juego de la aprobación del grupo, de la manada, del clan, del juego del “sea lo que sea”. El silencio actúa como un reforzante. Porque si hay denuncia ,según su punto de vista, estas fuera del grupo, estas señalado, estas solo, perdido. Estas jodido. Y espera a que te vean por la calle, te señalan y eres el paria, el raro, el cabeza de turco.

WhatsApp Image 2017-12-03 at 11.50.54

Puedo imaginarme el principio de estas dinámicas de control y de reforzamiento de contenidos y mensajes: Alguien, uno de los líderes, lanza un comentario o emite un contenido sexual y espera el posicionamiento de los integrantes del grupo, o frases de afirmación y apoyo o silencio o recriminación y rechazo. Si hay afirmación y apoyo acompañado del silencio del resto de los integrantes del grupo de Whatsapp  es que hay vía para emitir más contenidos. Si hay voces discrepantes se analizan los comentarios y el peso específico de los “disidentes” dentro del grupo y se procede en consecuencia. Si son poco importantes como sujetos en esta jerarquía se les tiende a ignorar o a anular, llegando hasta la expulsión y el insulto que puede llegar más allá del plano de esta relación vía aplicación, llegando al plano personal cuando se encuentren cara a cara por ejemplo. 

Damos o quitamos poder a otras personas y viceversa dentro de un grupo en función de su peso específico o del nuestro dentro del grupo. En principio al meternos en un grupo tendemos a querer sentirnos integrados y ser parte del grupo. Dentro de una aplicación donde se dan estas dinámicas que refuerzan conductas machistas y sexistas no cabe otra cosa que la denuncia aún con lo que pueda suponer el denunciar estas actitudes e ir contra corriente. No todo el mundo puede o quiere asumir el coste de llevar la contraria en un grupo-aplicación así. Aunque los líderes están haciendo apología de cometer un delito, ya sea de odio, machista o de otro tipo.

He planteado este tema en clave masculina pero es extrapolable al plano femenino también, sobre todo en planos de jerarquías y de posiciones de poder, y de imaginarme me puedo imaginar a mujeres con comportamientos machistas que perpetúan los patrones de dominación masculina y criminalizando a las víctimas en vez de a los verdugos por poner un ejemplo.

Y por último, antes de acabar este artículo; ¿Os veis identificados/as con estas jerarquías  de poder en algún grupo-aplicación en el que estáis metidos/as? ?Observáis ciertas conductas sexistas y no os atrevéis a romper esa especie de espiral de silencio? Queréis hacerlo, o no queréis hacerlo. Os dejo con estas y otras preguntas mientras esperamos con ansia ,o no, un evento VTV por antonomasia : El “Ardoaraba”. Hasta el siguiente artículo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: