NOTICIAS

El papel lo aguanta todo, las personas y el Planeta no (reflexiones sobre Euskal Hiria 2017)

Por Jon Ruiz de Infante | Estos días he participado en la XVI edición del Congreso Euskal Hiria que organiza el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno vasco. El Congreso busca ser un punto de encuentro para el debate sobre la ordenación del territorio, atendiendo especialmente a la elaboración de las nuevas Directrices de Ordenación del Territorio (DOT) que regirán la CAV durante los próximos 20 años.

Lo más sorprendente de esta edición ha sido que, a pesar de lo habitual, la mayoría de ponentes que han asistido al Congreso mantienen una línea que tradicionalmente llamaríamos alternativa, no ortodoxa; que no siguen lo políticamente correcto ni los postulados de las administraciones conservadoras. Digamos que han invitado a personas con unos discursos subversivos que cuestionan, como no puede ser de otra manera, el papel que han tenido las administraciones en los últimos 30 años.

La verdad que escuchar discursos como los de Fernando Prats o Juan Requejo, hablando de los límites del planeta o la economía de los cuidados, cuestionando el modelo de desarrollo y crecimiento (criticando su máximo exponente estatal: el AVE)… es todo un placer para mis oídos. Pero lo que me ha dejado con la boca abierta es que, desde el propio Gobierno vasco, se asuman estos postulados y, lo más sorprendente, que se reflejen sobre el papel. ¿Habrá habido una alineación planetaria y no me he dado cuenta?.

Lamentablemente, como ya se acostumbra, la realidad dista mucho de lo que se escribe en el papel. A pesar de introducir todos estos conceptos, provenientes de la ecología y del feminismo, las políticas territoriales, energéticas, climáticas y feministas que realiza nuestro querido Gobierno Vasco siguen respondiendo a una lógica productivista, de crecimiento ilimitado en un planeta finito, una política desarrollista, una política que hace mucho perjudica gravemente a las personas y al planeta.

Vivimos en la era de la posverdad, en la que el papel lo aguanta todo y lo que hoy es noticia, mañana es historia. Y así nos encontramos con discursos filosóficos muy profundos desde las máximas instancias de la administración, que recogen los conceptos más revolucionarios que hay hoy en día sobre la mesa (decrecimiento, economía feminista, antiproductivismo…). Pero todo se esfuma como el humo de las chimeneas de Petronor cuando bajamos a la realidad y vemos como los proyectos que realmente salen adelante son más cemento, más ladrillo, más trenes y más polígonos industriales; sin ningún cuestionamiento del modelo, sin la más mínima previsión de futuro y, lo que es más grave aún, incumpliendo todos los compromisos internacionales firmados por el propio Lehendakari.

Así que no nos dejemos engañar por las buenas palabras. Ya no podemos fiarnos de lo escrito en las introducciones de los planes y de las estrategias. Hay que bajar a pie de calle, observar la realidad y ver qué política real se está haciendo. Ahí encontraremos las verdaderas intenciones de la administración vasca. Entonces es cuando nos damos cuenta que, a pesar de que el papel lo aguanta todo, la realidad es que el modelo no ha cambiado ni un ápice. Que no nos engañen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: