NOTICIAS

Ciudad parada, ¿Por qué y durante cuánto tiempo?

Un articulo de Mikel gómez y Oliver Gómez.
Politologos y Consultores políticos en Netpolitik.

No es ninguna sorpresa para los lectores que digamos que la ciudad se encuentra en una situación de letargo y estancamiento. Lejos de ser un slogan de campaña negativo, creemos que es una sensación generalizada que tiene la ciudadanía gasteiztarra desde hace ya un tiempo.

Puede que los números económicos acompañen en alguna medida a generar esta sensación pero realmente son los números sociales y políticos los que más preocupan. El hecho de que el número de jóvenes se haya reducido un 33% en los últimos 20 años, es un síntoma grave de problemas mayores y posiblemente enquistados. Estos problemas lejos de ser únicamente achacables a las tendencias demográficas de las sociedades europeas del nuevo milenio, nos dicen que la ciudad carece de un atractivo (más allá de los turísticos) para atraer y/o retener a jóvenes, talento y capital social. Cualquier joven de Gasteiz hoy en día no se siente arropado ni protegido por sus instituciones y tiene que buscar alternativas al margen de estas.

Lo que nos sirve para introducir y justificar el tema de este artículo, también nos sirve para profundizar en que las dinámicas políticas en la ciudad no ayudan a mejorar esta situación. Para ser concretos: no buscamos en este artículo hacer un dibujo de la realidad, sino plantear una serie de cuestiones que nos ayuden a entender cómo la política ha contribuido a profundizar esta sensación de parón.

El ayuntamiento de Vitoria- Gasteiz está hoy compuesto por un total de 6 fuerzas políticas con una fragmentación parlamentaria muy alta lo que hace que, en un sistema de mayorías parlamentarias, la tercera fuerza en representación en el ayuntamiento pueda ostentar el gobierno de la ciudad. Bienvenidos a un sistema pluralista donde es necesario generar sinergias, acuerdos y coaliciones que garanticen la gobernabilidad estable y productiva. De esto parece que no se han dado cuenta los políticos de nuestra ciudad y llegamos a la situación kafquiana en la que un gobierno de dos partidos en coalición no llega a ser mayoritario.

Sin título.png

Estamos, probablemente, ante el peor movimiento estratégico que hemos visto estos humildes politólogos en toda su carrera, donde un partido que tiene la responsabilidad de dotar al gobierno de actividad y estabilidad cede parte de su poder institucional para lograr nada a cambio. Esto nos lleva a situaciones tan esperpénticas como las vividas el curso pasado en el debate de presupuestos municipales y lo que es peor, a que los problemas que afectan a la ciudadanía tengan pocas expectativas de mejora.

La falta de liderazgo del Alcalde, Gorka Urtaran, y su poca habilidad política a la hora de buscar gobierno estable está lastrando a la institución, la confianza en la misma y en la clase política vitoriana en general. Es triste que a la hora de decidir los gobiernos y sus características, el PNV no se haya dado cuenta de que los gobiernos de coalición mayoritaria son los más estables, duraderos y activos de todos los tipos de gobiernos posibles. No valen excusas. El PNV tiene la responsabilidad de generar esos gobiernos. Si la oposición se niega a entrar en ellos, de los jeltzales es el deber de cambiar las posiciones de esta oposición.

Pais_Vasco-Espana_126998572_5324503_1706x960

La situación actual no es buena y lo peor es que los visos de solución no se ven cercanos. El partido con mayor representación en el pleno no solo no se ha dado cuenta de que los gobiernos de coalición son más convenientes para la gobernabilidad y que la realidad política en Gasteiz es de pluralismo. El PP parece que ni siquiera se ha dado cuenta de que el sistema es de mayorías parlamentarias, y a base de un discurso radical y extremista lastro todo el potencial de coalición que le daban los votos.

Ahora mismo, los populares lanzan un mensaje de “nuestros socios preferentes son los vitorianos” Precioso mensaje electoral, tan precioso como irrealista. No parece que el PP vaya a cambiar la tendencia en el tipo de gobiernos que sufrimos en las últimas décadas y todo nos hace pensar que seguiremos teniendo gobiernos que no es adecuan a nuestra realidad institucional y política, incluso, si Comerón mejora los resultados de Maroto para los populares, cosa que ponemos muy en duda.

Las perspectivas no son buenas de cara a futuro. Tal vez sea el momento de plantearse otras opciones de gobierno con partidos que entiendan que el buen gobierno, el que satisface a la ciudadanía, requiere acuerdos, entendimientos y complicidad. Mientras tanto, los y las jóvenes, a sufrir desde el extranjero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: